Blogger Template by Blogcrowds.

sábado, 21 de abril de 2007

Paseando a miss Eli.

Pocas cosas como darme a conocer me han resultado nunca tan violentas. Sin embargo, aquí estoy, dispuesta a lanzar al océano partes de mí que jamás imaginé que saldrían.
Hoy, para empezar, ya está bien.
Permitid que esta autoinvasión sea progresiva y sin dolor.
Tened paciencia, y poco a poco os iré desvelando fragmentos de esta ciclotímica, independiente, testaruda y azarosa cuarentona, maruja a tiempo parcial y de profesión liberal, que vive con un clon de APR y que no hace mucho acaba de descubrir los placeres del intercambio de ideales.
Parafraseando al maestro Allen, con permiso tomo uno de sus títulos, a veces me siento cabalgando entre la frustración y la felicidad.
Nunca supe entregar pensamientos al lápiz y el papel, pero los tiempos cambian, los amigos son insistentes y...ya no me escriben poesias.

7 comentarios:

Cristina dijo...

Me alegro de que al final te hayas decidio a hacerlo.
Quiero saber más cosas de una mujer a la que conocí por primera vez en una estación de tren y a la que no olvidaré nunca. Ya lo sabes, pero quería decírtelo aquí: ¡Te quiero eli!

Eli dijo...

Gracias, cariño, ya sabes cuánto significa para mi.
Que seas precisamente tú la que lo inagures es un honor.
Yo también te quiero, nunca lo dudes.

Lenka dijo...

Querida mía, hace mucho que deberías haberte lanzado. Y te lo dice una novata, pero... qué liberador es, verdad??

Yo tampoco olvidaré nunca a esa mujer de ojos preciosos y sonrisa encantadora ante la que me planté en Gran Vía y me soltó un: "Y tú quién coño eres?" para después darme el mejor de los abrazos.

Cuántas cosas, antes y después de aquel momento, Eli... cuántos aquelarres, cuántos secretos, cuántas risas y malos ratos... Espero que sigamos teniendo de todo eso muchos años (a ser posible que tengamos más de lo bueno, claro) aunque sólo sea para demostrar al cosmos que es posible. Porque lo es, nosotras somos la prueba! Dos mujeres tan iguales y tan rematadamente opuestas que consiguen chocar como trenes sin hacerse daño y quererse desde el primer minuto, como las niñas en el parque.

Me alegro de que estés también por aquí. Esta es tu parcela sagrada, y me siento una privilegiada por poder visitarte en ella. (Hola, Cris, princesa, a ti también te adoro!!!)

Te leo, ciclotímica, de esta no te escapas. Pasearemos a Miss Eli cogidas del brazo por nuestro mundo de astenias, ataques de risa y demás locuras. Te quiero!!!!

Eli dijo...

¡Qué mundo de locuras, risas y lágrimas nos hemos creado!
Y qué feliz soy en él.
Yo también te quiero, cielo, no te imaginas cuanto.
Toma mi brazo, sacude el polvo de tus zapatos, que partimos de inmediato.

Lenka dijo...

Allá vamos!!!

berraco dijo...

Toc, toc... se puedeee?? Hola, cari! Gracias por invitarme a pasar a tu refugio, te está quedando perfecto. No dejes de escribir! Besos!

Eli dijo...

Hola, cielo. Es mío, es tuyo y de quienes más aprecio y he invitado.
Os lo ruego: pasad siempre que queráis. Aquí nunca os van a faltar abrazos.

Compañeros de viaje