Blogger Template by Blogcrowds.

sábado, 29 de marzo de 2008

Memento Mori




Últimamente me siento como Alicia cayendo por la madriguera del Conejo.
Como Neo en Matrix yo también acabo de salir de la caverna de Platón y descubro cuán confundida me tenía la apariencia de realidad.
El niño sabio de Matrix aseguraba que la única realidad es "que no hay cuchara". Pero ¿y si él también se equivocaba? ¿Y si precisamente la distorsión de la cuchara muestra la auténtica realidad?
¿No me crees? Vamos a hacer una prueba.
Mira bien el cuadro de arriba. Se trata de Los embajadores, de Holbein.
¿Ves la mancha blanca en el centro inferior? Pica sobre la imágen para agrandarla, toma una cuchara y colócala prerpendicular a la derecha de la mancha.

¡Oh, sorpresa!
Alicia tenía razón: Cuando arriba es abajo y cuando tienes que correr todo lo que puedas para permanecer quieta es cuando realmente sé donde estoy.

5 comentarios:

Cristina V. dijo...

Eli... no veo nada. A ver si me explicas cómo tengo que ponerla, aunque imagino por dónde va el tema...

Cristina V. dijo...

Ya lo pillé!!. Sabía de lo que iba el tema, porque cuando me empollé el Photoshop en lo relativo a las Coordenadas Polares se refería a una técnica pictórica llamada Anamorfosis que es lo más curiosa. ¡Muchas gracias por recordármelo, hay algunas obras realmente espectaculares! (pero sigo sin colocar bien la cuchara, jeje, no me salee!)

Cristina dijo...

Me ha costado pillarlo!!! Pero al final lo he conseguido. Muchas gracias.

Ado dijo...

Jope, y a mi siempre se me olvida subirme la cuchara de las narices. De mañana no pasa...jajaja

Ado dijo...

Jope, y a mi siempre se me olvida subirme la cuchara de las narices. De mañana no pasa...jajaja

Compañeros de viaje