Blogger Template by Blogcrowds.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Entre citas



Ya os narré en una ocasión acerca de las buenas primeras frases.
Pues he de confesar que no es la única emoción de la caza que hallo en los libros: también la encuentro en las citas que los autores hacen de otras obras y otros autores; citas que, para bien o para mal, condicionan la lectura del capítulo al que preceden o cambian totalmente su significado.

Mis preferidas suelen ser frases cortas, directas. Aquellas que sacadas de su contexto habitual consiguen hacerme anhelar lo que estoy a punto de descubrir al pasar la página y que incluso son capaces de definir en uno u otro grado al escritor que la ha escogido.
Estas son algunas de las últimas recopiladas:
He de irme y vivir o quedarme y morir.

Willian Shakespeare. Romeo y Julieta

J. A. Lindqvist. Déjame entrar


Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Jorge Luis Borges

Arturo Pérez Reverte. La tabla de Flandes.


Cuando el zapato se ajusta bien, nadie piensa en el pie.

Zhuang Zhou

Henning Mankell. Zapatos italianos.


El amor es tan fuerte como la muerte, tan duro como el Infierno.
La muerte separa el alma del cuerpo,
pero el amor lo separa todo del alma.

Maestro Eckhart. Sermón: Nacimiento eterno.

Andrew Davison. La gárgola.


Escuchad. (Que los adultos omitan este párrafo, por favor).
No quiero contaros que este libro acaba trágicamente. Ya dije en la primera frase que es mi libro favorito. Pero a continuación acontecen un montón de cosas malas.

William Goldman. La princesa prometida.

Cornelia Funke. Corazón de Tinta.


¿Qué me espera en la dirección que no tomo?

Jack Kerouac.

Félix J. Palma. El mapa del tiempo.


Escríbannos un capítulo del que estemos orgullosos.

Bono, en un mensaje al G8

Ian Rankin. Nombrar a los muertos.


Los cuentos de hadas superan la realidad no porque nos digan que existen los dragones, sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.

Gilbert K. Chesterton.

Neil Gaiman. Coraline

5 comentarios:

Cris dijo...

Qué buena entrada, eli. Además acabo de terminar de leer La tabla de Flandes, y las citas que has puesto de ese libro son las mejores.
Del resto de citas hay muchas que no las sabía, así que tendré que leer los libros. Jejeje.
Muchos besos.

MacVamp dijo...

Jo, nena, qué buen gusto y qué buen ojo ;-)

Besazos,
Mac

Lenka dijo...

Preciosas y perfectas todas!!! Y es muy cierto lo que dices, hay frases que tocan muy hondo por sí mismas, sin contexto alguno, que están tan llenas de sentido, cuentan tantas historias completas que no queda más remedio que zambullirse en el resto de la historia que narran, o que inspiraron tales frases.

Todavía recuerdo perfectamente el impacto de las primeras líneas de La Historia Interminable (mi primer libro de niña, libro, no cuento, un libro DE VERDAD) o la primera frase de Crónica de una muerte anunciada, mi primer libro de adulta. Recuerdo los ojos como platos y ya no poder parar. Es pura magia. Cuando alguien logra engancharte así con una sola frase, meterte en el cuerpo las ganas de recorrer esa historia, lleve a donde lleve, lo ha logrado todo.

Ado dijo...

Me encantan. Vas a hacer que este mas atenta a esas primeras frases y citas...Preciosa entrada, por cierto.

Besos

Lal dijo...

Qué joya de entrada! me teneis embelesada con vuestras líneas sobre literatura, qué maravilla!
Como Len, me propongo prestar mucha más atención a esas primeras páginas :)

Compañeros de viaje