Blogger Template by Blogcrowds.

lunes, 10 de mayo de 2010

Fin. David Monteagudo


Creo que en esta relación de lecturas nunca había comentado un libro que no me gustara.
No es que el libro del que voy a hablar hoy no lo haya hecho, pero tampoco quedará en la memoria como uno de mis favoritos.
Y sin embargo, una vez que empecé a leerlo no podía dejar de hacerlo.
La culpa la tiene una historia a medio camino entre Los amigos de Peter y El arte de morir en la que la definición de los personajes, aunque no exhaustiva, consigue crear un ambiente desasosegador perfectamente creible.

En la perfecta tradición de los mejores relatos cortos de Stephen King aquí el cuento, que parte de un acontecimiento pasado, da por sentado que el interés sólo acontece en los sucesos presentes. No hay explicaciones ni aclaraciones. Las cosas pasan y punto. Y quizá ahí radique el interés de esta historia.

Un grupo de cuarentones se reunen en el vigésimoquinto aniversario de un suceso del que aún se avergüenzan y que en realidad es el único nexo que aún los une.
Los años no han pasado en balde, y la mayor o menos fortuna de cada uno los ha llevado por caminos separados. Sin embargo el encuentro, a pesar del primer sentimiento de calidez, consigue abonar viejas rencillas y molestas costumbres.
Algunos de ellos han llevado a sus parejas,ninguna de ellas conciente de lo que ocurrió más allá de sus vidas en común.
En este ambiente incómodo,cargado de rencores, algo misterioso comienza a suceder.
Ahora, cual señor de las moscas, es cuando aflora la verdadera naturaleza humana...

5 comentarios:

Lal dijo...

Pues la pinta la tiene bastante buena. Eres un no parar de leer, Eli, no hay quien te siga!!

Lenka dijo...

Suena interesante, aunque no sé yo si me convence eso de que "no se aclaran las cosas y punto". Mmmm, no sé yo, no sé yo. Pa eso soy pelín maniática. Pero me lo apunto por si las moscas!!

(Jodó, Lala, qué razón tienes. No hay quien siga a esta mujer!!!!)

Eli dijo...

Ahí estoy, robándole horas al sueño...

Ado dijo...

Pues le debes de robar bastantes chica. Otro para la lista (sigo cruzando los dedos por el euromillón...)

Cris dijo...

Pues tiene muy buena pinta, Eli. Otro más para la lista. Anda que no lees.

Compañeros de viaje