Blogger Template by Blogcrowds.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Smoke gets in your eyes

Nunca te lo había contado pero, entre todos los recuerdos triste y felices, hay uno al que le tengo especial cariño y con el que -no sé por qué- llevo soñando una temporada.
 Yo tendría unos cinco o seis años y papá y tú os arreglabais para ir a una de aquellas cenas con los compañeros del trabajo. Estabas peinada, maquillada y en combinación mientras te dabas el último vistazo al espejo del cuarto de baño. (¡Oh, sí! es una estampa taaan sesentera...). Y entonces lo recordaste: sacar del cajón el paquete de Dunhill mentolados que papá te había traído en su último viajes a Canarias.
 Tú no fumabas de forma habitual y estoy casi segura que ni siquiera te tragabas el humo, pero los exquisitos cigarrillos verdes de dorada boquilla eran el complemento perfecto para las fiestas. Así que pusiste la caja esmeralda junto al bolso.
 Aunque la insistencia infantil puede ser un arma de convicción terrible: sacaste un pitillo y te pusiste a fumar. Recuerdo con cariño como el sofisticado aire de femme fatale se evaporó cuando guiñaste los ojitos y parpadeaste rápidamente para no estropear tu maquillaje. Y una sonrisilla infantil iluminó tu cara.

 Así que con permiso de las violetas de Cecilia y en flagrante delito (sí, ya sé que tu canción favorita era "Only you")esta es la canción que me viene más a la cabeza cuando tu recuerdo me abruma.

  ...Now laughing friends deride 
 Tears I cannot hide 
 So I smile and say 
 When a lovely flame dies
 Smoke gets in your eyes...

Feliz cumpleaños, mamá.

4 comentarios:

JR dijo...

me ha encantado

Cristina V. dijo...

Muy bonito, Eli.

Inés Valencia dijo...

Genial!

Lenka dijo...

Feliz cumpleaños a esa mujer hermosa, madre de otra mujer hermosa.

Un besazo, Eli.

Compañeros de viaje