Blogger Template by Blogcrowds.

jueves, 24 de enero de 2013

Bienvenidos a la "Choni Fashion Week"

Si hasta hace pocos años la palabra mágica de un vestuario que se preciara era "rebajas", las últimas tendencias han adoptado como estandarte la marca "mercadillo". Lo que antes se consideraba una excursión para agenciarse las toallas de Portugal, la gallina-galletero de cerámica o los pañitos de croché multiusos (que lo mismo valían pa la tele que pa un roto en el brazo del sofá) ahora es la máxima expresión del consumismo. Así cualquiera estrena ropa. Y ya no nos extraña nada ver a las chonis de medio pelo (y no tan chonis, oiga, dirá usted) estrenando a diario alguna maravillosa prenda de "Vitorio y los chinos" o de la "Boutique calé".
Y esto pensaba yo el otro día mientras esperaba la cola para gestionar unos documentos en un banco de esos que son "tan amigos" (que cualquiera diría que los bancos gobiernan con el nuevo despotismo ilustrado: todo lo del pueblo, pero sin el pueblo).
El caso es que mientras aguardaba tuve ocasión de ver salir varias veces a la interventora del banco, que andaba atareada en cumplimiento del deber. No es que no pudiera fijarme, todos lo hicimos, porque la muchacha llevaba unas plataformas de vértigo, camiseta steampunk y unos legguins de los que yo llamo  de "insert coin" (es que los mires por delante o por detrás, siempre encuentras la ranura).
Muchos de los caballeros presentes estaban encantados, claro que sí. Pero yo (palabritadelniñojesus que no soy tan cotilla) ni siquiera me había formado una opinión. Hasta que llego el momento glorioso... Suena una musiquilla de teléfono y la moza se saca la Blackberry ¡del canalillo!
La realidad me golpeó de forma brutal: Adiós al glamour del chándal y los tacones (por cierto, ya me hubiera gustado saber qué pensó la Martirio al ver los elegantes chándales del equipo olímpico español. La lencería de La Perla ha muerto. Vivan los tangas de "¡diez a cincueros!".

Edición de última hora; si me faltaba poco por ver, hoy he completado el cupo: Estética punk por arriba (parietales rapados y chupa de pincho), falda elástica de brillos tornasolados, media moradas tupidas y botas de motero y, como complemento estrella ganador del premio "Antes muerta que sencilla", polainas (sí, sí, como leen) de cuadros escoceses. ¡Alucina, vecina!

5 comentarios:

Lenka dijo...

Jo-dó. La firgen. Nena, tú me conoces bien y sabes que no soy precisamente el paradigma de la elegancia. Vamos, que soy de vaqueros y botas de toa la vida de diox. Pero coño, coño, coño. En serio. Cuando una bucea entre las (escasas) ofertas de empleo, lo de "buena presencia" es ya un imprescindible. Tanto es así que parece que te lo exijan hasta para ser barrendera. Todos sabemos que en ciertos curros la "buena presencia" es sinónimo de: "si no mides metro setenta y tienes unas tetas de aquí a Lima, ni te molestes en venir", y que para ciertos puestos (incluso puestos DE MIERDA, ojo) haya que ser modelo sí o sí (no sea que una chica menuda, o rellenita, o con gafas no esté capacitada para poner unas copas o para venderte un jersey). Pero vaya, que yo siempre pensé que, en general, se miraba más el ir apropiadamente vestido, limpio, arreglao, discreto y esas cosas. Ya veo que no!

O sea, que hoy día se puede currar en un banco llevando leggings de esos de "léeme los labios" y el móvil metido en el entreteto. O sea, el look que no te sorprendería en una barra americana, digamos. Me parece un flipe. Lo dicho, sabes lo pasota que soy para la ropa, tanto que llego al desastre. Pero no sé, me enseñaron que a una boda no se va en chándal, ni a la playa con tacón de aguja. Pensaba que al curro (sobre todo a ciertos curros, vaya, que no es lo mismo ser tatuadora que estar en un banco, nos guste más o menos la jodía imagen es lo que es y lo que la peña espera encontrar) había que ir discreto, propio. Esas cosas.

Por eso no soporto el rollo de la moda. Ahora resulta que alguien (no sé quién, o quiénes, o por qué) ha decidido que mola el look choni. El look choni, por diox, que es lo más FEO, HORTERA y ORDINARIO que se pueda uno imaginar!!!! Y se ve que ya no vamos a encontrarnos a sus acólitas en el bus, la cola del súper o el banco del parque, muy finas ellas con sus pendientes de rueda de carro, minifalda fucsia neón grosor diadema, tirachinas asomando, top de volantes y estampao leopardo, plataformacas de drag, divinas, elegantérrimas mientras beben licor 43 a morro rodeadas de vasos de plástico esmochaos, vomitonas y colillas, acompañadas por sus julais de coco rapao, cuerpo curasán, cadenota de oro y buga tuneao, fabulosas, llenas de glamour y de clase, mascando chicle y deleitándonos con profundas observaciones del tipo: "Joer, Vane, me tiés hastal toto!! Échate ya pallá, coño, que mestás rabeando tol bolso, pava! Endevé, la jodía por culo... Si no sabes jumar, no jumes!!"

Nop, ahora podremos disfrutarlas en todo su esplendor! El look choni-paleta ya no es exclusivo de chonis ni de paletas, por lo que veo. Cualquier chica con estudios, carrera y profesión puede "mejorar" su imagen dándole un toque de sofisticación adoptando el "rabanera-style". Fashion, fashion.

Jodó, Eli. Si esto le llega a pasar al pobre Arturo, palma. Le da un parraque y se nos va al otro barrio soltando espumarajos por la boca y clamando por Grace Kelly XD

Eli dijo...

Jaja, Len, qué expresiva eres!!!
Lo cierto es que no hace tanto que la mentalidad más usual era la de "la ropa de los domingos para ir al médico" o aquella que mi madre popularizo conocida como "no salgas así a la calle no sea que te pase algo y tengan que desnudarte". Ahora, la peña va como quiere, no como puede, y no estaría mal si no fuera porque el mal gusto se ha convertido en la pandemia de nuestro días.

Lenka dijo...

Vale. Lo admito: no puedo con tu reedición. Me he quedao sin palabras. Y, viniendo de mí, eso es jevi que te pasas!!!!!

Mi santa madre también dice eso. Jamía, tira las bragas que tengas ya con la goma floja. Ponte las buenas, que si te pasa algo y te ven así en el hospital, me muero de vergüenza.

Se muere ella de vergüenza, claro. Como que en los hospitales no habéis visto lo bastante como para que una braga de goma floja os parezca hasta elegante, seguro, juas. Y como si a la vista de una desharrapada de casi 35 años pensárais: "vergüenza le tendría que dar a su madre!!"

XD

Cris dijo...

Qué buena entrada Eli!!! ¿Se lleva ese look? ¿Mola? No se, yo creo que sencillamente le molará a la gente que lo lleva. Porque desde luego al resto no. Eso de llevar móviles, etc en el canalillo nunca lo he visto ni estético ni saludable. Pero bueno hay gente para todo.
Antiguamente, nuestras abuelas, llevaban los dineros bien guardados en el sujetador. Decían, y dicen que es la forma más segura. Eso aún lo puedo entender, pero lo otro no.

Besos!!! Me alegro de ver que has actualizado.

Lenka dijo...

El otro día vi en la tele a una señora que se sacaba del sujetador, a saber:

-El monedero
-Las llaves
-El móvil
-Una libretita
-Un boli

Lo fascinante era que llevaba una camiseta ajustada, pero no se le marcaba nada de semejante muestrario.

Eso es un milagro!!! Es ciencia ficción!!! Que alguien llame a Mulder pa que lo investigue, porque no es normal. Nuestras abuelas sabían algo que no sabemos. Pero aquella señora... lo sabía!!!

Compañeros de viaje