Blogger Template by Blogcrowds.

miércoles, 13 de junio de 2007

Summer in the city


Otro giro de la rueda de las estaciones, y el verano llegó. Y con él el calor sofocante, la desidia del alma, el temor.
Abren las terrazas de los bares, la calle se llena de sonidos mágicos y de personas, alegres en sus festivos atuendos de colores refrescantes, la luz se alarga cada vez más...Pero yo lo odio.
Aquí estoy, a la espectativa de lo que nos deparará este año.

Cada verano anterior se ha definido por su crueldad. No es la estación que me trae más suerte, ya lo tengo comprobado. Pero estos últimos años parece haberse cebado especialmente en mí.
Nunca fuí dada a generalizar, aunque ¿quién no lo haría en mi caso? Accidentes, tragedias, dolor casi imposible de soportar, y tanto y tanto sufrimiento.
Sus cicatrices no desaparecen tan fácilmente.
Y al cansancio físico se añade el cansancio del alma.

Pero este año, tengo que dejar todo eso atrás.
De momento, los planes están saliendo bien. Si los hados me sonríen, este verano será un verano para recordar.

Planes alegres, planes locos, apurar las oportunidades hasta el fin...¡Tantas cosas para exorcizar viejos demonios!
¡Y siempre me han traido suerte los años impares!


¿Quieres oirla?

3 comentarios:

Cristina dijo...

Ya verás como este verano es diferente. De hecho ya ha empezado bien.
Besos.

Eli dijo...

Hoy ya ha sido un día mágico, Cris. Si esto va a ser el preludio de lo que me espera, bienvenido, verano.

Lenka dijo...

Ya lo hablamos una vez. Ahora toca la racha buena!!! Prepárate para recibirla!

Compañeros de viaje