Blogger Template by Blogcrowds.

miércoles, 11 de junio de 2008

Coraline


Después de la decepción que supuso Objetos frágiles no estaba muy convencida de retomar a Neil Gaiman tan pronto.
Pero parece que a veces las cosas ocurren porque tienen que ocurrir de esa manera.

Hacía más de un mes y medio que tenía Coraline encargado en mi librería habitual, pero a causa de unas obras el libro nunca llegaba. Tampoco me importaba mucho, máxime teniendo en cuenta el regustillo amargo que aún conservaba del autor. Así que no volví a preguntar por él.
Pero este fin de semana he visitado la Feria del Libro de Madrid.
Me encanta pasear por delante de las casetas, deleitarme con los títulos, observar a los autores que firman ejemplares, disfrutar de las expresiones y conversaciones de la gente que va, como yo, a pasar un rato de gozo.
No buscaba nada en especial. Tonteaba con éste o aquél título, preguntaba por ése u otro, hojeaba sobrecubiertas e ilustraciones cuando, literalmente, Coraline saltó a mis manos.
Ya iba bien cargada con dos buenos tochos, pero pensé que quizá Gaiman me sirviera para amenizar las dos horas y media del AVE, así que sin pensarlo siquiera me llevé el ejemplar.
No volví a pensar en él en todo el finde, hasta que estuve sentada en el tren y lo abrí. Y en cuanto empecé a devorarlo ávidamente tuve que dosificarme para que no se me acabara antes de llegar a Sevilla.

Explicaba Neil Gaiman en una entrevista: “Recuerdo que cuando era un crío leí algunos libros, escritos por adultos, acerca de la niñez o desde la perspectiva de un niño. Y al leerlos pensaba: ¿Por qué no se acuerdan? No hace tanto que esta gente tenía ocho o diez años, no pueden tener más de cincuenta... Son sólo cuarenta. ¿cómo es que se han olvidado?”
Y él ha conseguido escribir un libro de terror con una niña de protagonista. Una niña con la que no se implica emocionalmente pero a la que va siguiendo desde su perspectiva de niña.

Muchas críticas han comparado a Coraline con Alicia. Pero el mundo del otro lado de la puerta no es la versión macabra del mundo del otro lado del espejo.
Coraline se adentra en el reverso tenebroso de un mundo lluvioso que la aburre y donde nadie le hace caso e incluso donde equivocan su nombre.
La puerta número catorce la lleva a una casa donde todo gira para satisfacer sus deseos más hedonistas, pero...Coraline va a necesitar de todo su coraje para demostrar hasta dónde es capaz de llegar para salvar lo que de verdad importa.





5 comentarios:

JR dijo...

pos a mi me gustó Obejetos Fragiles.

y coraline lo tengo precisamente en mi lista de futuros.

Cris dijo...

Muy interesante. Habrá que leerlo!!! Besos.

Ado dijo...

Jope, que buena pinta tiene. Añadido

Albe dijo...

Coraline es maravilloso!
Pero objetos frágiles me encantó!!!!!

Lal dijo...

A este le tengo echado el ojo desde que se recomendó en el foro... que buenísima pinta!!

Compañeros de viaje