Blogger Template by Blogcrowds.

jueves, 12 de febrero de 2009

Un Día casi Normal

El caso es que ayer no noté nada especial al levantarme; la misma rutina de aseo, el mismo sabor en el café, las mismas ganas de coger el atasco de las siete y cuarto de la mañana...
No es hasta que estoy en el coche en que me doy cuenta que llevo un guante de cada color. ¡Manda cojones! Me siento peor que en párvulos. Y menuda horita como para dar la vuelta.
En fin, ya me las arreglaré con las manos en los bolsillos.

Hora punta en el vestuario: Overbooking mañanero. Si ya de por sí es difícil vestirse en el espacio equivalente a una loseta de 30x30 hacerlo esquivando los manotazos de las demás es una proeza digna del Circo Ruso.

Para variar, empezamos corriendo a tutiplan.
Yo trato de adelantar todo el trabajo del que soy capaz, ya que he de salir para una consulta personal, pero -ya me advertía mi madre: vísteme despacio que tengo prisa- me siento como la Reina de Corazones de Alicia: Corro todo lo que puedo para mantenerme en el mismo sitio. Y eso que la experiencia ya me debía haber preparado: Cuanto antes hagas una cura complicada antes llegará el especialista (al que se consultó hace cuatro días) y se le antojará mirarla.

Las prisas nunca son buenas aliadas. Creo que es el tercer bolsillo que rompo esta semana al engancharme en el picaporte de la puerta. JO, menuda pinta llevo.
¡Normal! No encuentro el hilo. Y me queda un cuarto de hora para acercarme a esa consulta que cada seis meses me mantiene en vilo.
Las pruebas han salido bien. Respiro hondo.

Justo cuando comenzaba a relajarme, suena el móvil.
-Somos los del servicio de reparto. Vamos a llevarle la aspiradora.

¡Ya era hora! Al final sí que funciona la voz de gélida autoridad. No bastaba que llevara quince días reclamándola. No. Tuve que ponerme en plan "aquí va a arder Troya" para que me tomaran en serio. Pero con la mala suerte de que no me van a pillar en casa.
¡Fatalidad! (Gesto melodramático)
Está bien, no perdamos la calma. Negociemos un horario conveniente.
-¿A Partir de las cuatro de la tarde? En fin, que remedio.

La hora que me he escapado me pasa factura. Y para colmo, el ordenador de los Picapiedra con el que tengo el inmenso placer de pelear a diario acaba de perder los últimos cinco informes realizados. ¡Cachis! Vuelta a empezar.

TIC, TAC. TIC, TAC..

¡Las cuatro menos diez, y yo aún aquí, atrapada en el curro!
Para colmo, el idiota de turno que retiene la puerta del ascensor mientras cotorrea con el colega. ¡Mmmmmmmm! Mirada asesina en modo ON.
¡Uf! Al menos no hay nadie en el vestuario.
¡Agh! Mira que hora es!!!
Menos mal que mi experiencia de modelo de Alta Costura me ha enseñado a cambiarme de ropa a la velocidad del rayo. Aún no han llegado. Ya puedo sufrir mi infarto...

Las cuatro se convierten en las cinco, las seis, las siete...
Adiós a la esperanza de salir a llenar la nevera. ¿Qué vamos a cenar hoy? Cuando llegue esta noche propondré que experimentemos la deliciosa novedad de las maravillas del ayuno. Aunque siempre puedo tirar del Colacao ¡Yupi!

Bueno, resuelto el asunto de la logística me asomo al ordenador para ponerme al día del correo, los cotilleos, los amigos...
¡Jo! Chorrocientos mensajes pendientes de ver. ¿Pero qué habrá pasado aquí?
¡Aaaaaaaah! Ya está. La caida anual del foro. NO dejo que cunda el pánico. Pero ese aviso de "Tiene un mensaje privado" me está poniendo de los mismos nervios. ¿Quién será? ¿Qué querrá? Brrr!!! Con lo mal que llevo la incertidumbre.

Menos mal que toca día de chicas al messenger y puedo reirme un rato de mis propias desgracias.
Son más de las Ocho y media. ¿Eso que oigo es un claxon en pleno paroxismo?
¡Siiií! !Son ellos!
Aunque aún no soy plenamente consciente de ello, mi cerebro ya ha registrado que algo no va bien...
¡Joder! Es un camión frigorífico.
Del cual sacan tan campante mi flamante aspiradora nueva.
¡Vivir para ver!
Al menos, no puedo decir que no venía bien conservada.

9 comentarios:

Cris dijo...

Ains, menudo día tuvistes. Menos mal que por las tardes tenemos nuestro rato para reirnos juntas bien a gusto.
Y lo importante...ya tienes aspiradora!!!
Besos.

Lal dijo...

Jajajaja!!! eso sí que es una serie de catastróficas desdichas!
Lo de la aspiradora en un camión frigorífico, anonadada me ha dejado O_O

(Anda!!!! la verificación de la palabra es innes!! jiji, como me gustan estas tonterias)

Lenka dijo...

A mí me ha tocado "tabacral", que por desgracia suena a tabaco, pero no imporrrrta, resistiré la tentación un buen rato más para no estropear mi marca personal!!!
;)

Leeeeches Mari Car... digo Eli, menudo día!!! Jijiji, me ha encantao lo de la aspiradora fresquita!!!

Ado dijo...

Jo Eli, no comprendes que lo del frigo es para que se conserve mejor, como las lechugas? jajaja.

Hay días que parecen subrrealistas, o simplemente Murphy, que tiene ganas de marcha.

Jose dijo...

Pero mujer, para que estan los restaurantes que puedes pedir comida a domicilio!!mira, al final tienes tu revision bien, tu aspiradora, tus correos leidos y tu clon en casita para uso y disfrute!!

Eli dijo...

¿Sabéis lo peor?
Que la aspiradora se ha puesto en huelga y sólo piensa trabajar si le pongo el aire acondicionado.

Guaja dijo...

Eli, no se que pasa, pero no puedo leer tu blog. Las letras salen infinitamente pequeñas, me ha costado encontrar esto para publicar. ¿Solo me pasa a mi?, ¿sabeis que puede ser?.
Besines.

Eli dijo...

Pues no lo sé, Guaja. En mi pantalla se ve bien. Quizá los demás podrían responderte mejor.

Es cierto que esta plantilla tiene un tamaño de letra más bien pequeñín, y que yo no sé cómo cambiarlo, pero hasta ahora nadie se había quejado.
No sé si tendrá algo que ver con la resolución de tu ordenador.

¿Alguien más tiene problemas para leerme? ¿O ve algún fallo en el blog?

Raquel dijo...

Yo de momento te leo bien

Espero q hoy te sea mas leve

Compañeros de viaje