Blogger Template by Blogcrowds.

lunes, 1 de octubre de 2007

Cambiar el Mundo.



Llueve. Al fin ...
Y cada gota arrastra una parte que estaba deseando lavar, la parte que el desánimo, la desidia, el dolor me lastiman cada año.
Hoy retomo mi vida tal y como me gusta que sea, con su orden y su caos, sus alientos y decepciones, sus rutinas y sus excentricidades, el trabajo, las amigas, las celebraciones robadas al tiempo, las ponencias a contrarreloj, los planes, los libros, las noches, las charlas...
Nada volverá a ser como solía; nunca lo es.
Pero no me importa.
Sé que el desgaste es imperceptible, pero estoy tranquila, tengo recursos.
Y aunque no necesite cambiar el Mundo entero, me basta con saber que soy capaz de recobrarme con la elegancia suficiente que el acuerdo tácito conmigo misma me exige.

¿Quieres oirla?

6 comentarios:

Lal dijo...

Semana de resurgires y lavados de cara!
Ahora estoy aún más contenta. Eres grande, Eli.

Eli dijo...

Jeje, gracias, cielo. Pero no sé por qué.
Ya he visto que también llegó para tí la renovación.
Tiempo de renaceres, tiempo de sanar...

Celadus dijo...

Es el otoño, tiempo de cambios, cuando la vida se recupera del letargo estival y recobre fuerzas para enfrentarse con lo que está por venir. Nosotros también somos parte del ciclo.
Besos.

Cristina dijo...

Pues sí, eli. Es tiempo de renovaciones y de amaneceres. Como bien dice Lal, eres grande.
Muchos besos.

Guaja dijo...

Como bien dice Lal, somos parte del ciclo Eli. Animo y fuerza para este recien nacido otoño.

Adosinda dijo...

Animo Eli, y que este otoño no te traiga sólo el tener que barrer las hojas..

Compañeros de viaje