Blogger Template by Blogcrowds.

lunes, 25 de febrero de 2008

My Guardian Angel


Hoy, mamá, estoy nerviosa.
Ya sabes que yo suelo ser valiente, y aguanto bien el dolor, pero cada vez llevo peor eso de preocupar a papá.
Una quisiera envolver en una burbuja protectora a aquellos a los que ama, alejarlos de cualquier mal, de cualquier desasosiego, de la angustia...y no es jactancia, pero ya sabes que se me da muy bien. Excepto cuando soy yo la causa de sus desvelos.

Supongo que no necesitas que te lo diga, pero últimamente no duerme bien. Cada hijo es una alarma nuclear permanentemente conectada, y las de sus dos espinitas no paran de lanzar sus estridentes sonidos a la noche. Y la del Tete por partida doble.
Aún es temprano, creo, pero la espera de su llamada se une al gusanillo propio que esta noche no me va a dejar descansar.

Hoy, mamá, te pido que vuelvas a arroparme como cuando era pequeña. Que me des tiempo para esconder la cabeza bajo la manta antes de apagar la luz, y me muestres el sitio donde vela mi ángel, que estoy segura que tiene tu rostro.

¿Quieres oirla?

No hay comentarios:

Compañeros de viaje